La inequidad de género es un problema sistemático y como consecuencia el trabajo de las mujeres es invisibilizado y se encuentra lleno de obstáculos. A continuación presentamos con orgullo las historias de María Lorena Flórez, académica y doctora en derecho y tecnología, Alexandra Baquero, gerente de SIGMA, Tatiana Herrera, líder de transformación digital en el sector bancario colombiano, Carolina Ibargüen, gerente general de Kantar Ibope Media, Andrea Martínez, líder del área de propiedad intelectual y partner en Martinez Devia y asociados, Sarah Rodríguez, directora ejecutiva de LegaliD, Daniela Sarmiento, coordinadora de comunicaciones de LegaliD y Ángela Suárez, fundadora de Lex Box. Quienes desde su propia voz demuestran que la tecnología ya no es cuestión de género.

Daniela Sarmiento

Estudiantes de Derecho, Coordinadora de comunicaciones de LegaliD.

Gabriela Hernández

Gabriela Hernández es una abogada transaccional y especialista legal que trabaja en Microsoft Colombia. Aunque reconoce que no ha tenido obstáculos para ejercer su profesión, sí evidencia estereotipos en torno al rol de género y considera que la principal razón de este problema se debe a las dificultades formativas. Existe un gran vacío en los métodos de enseñanza y segmentación en las áreas del conocimiento que se supone son para cada género. Para atacarlo, se debe hacer énfasis en la formación educativa, es allí donde la tecnología juega un papel fundamental pues “es un habilitador que tiene la capacidad de cambiar el entorno social”. 

Próximamente

 Próximamente

Próximamente

Próximamente

Próximamente

Próximamente

Próximamente

Próximamente

Próximamente

Próximamente

Próximamente

Próximamente

Próximamente

Próximamente

Próximamente

Próximamente

Próximamente

Próximamente